Requiém por unas vacaciones.


Aquel canto de Alice Cooper que indicaba el fin del periodo de clases se escuchaba en mi mp3 a finales del mes de Noviembre. Transcurría un día normal, de esos de ir a clases. Me levanté, hice un intento de peinarme (sí claro), hice un intento de desayuno (un sandwich hecho con pan caducado, con jamon caducado), hacía el intento (cual zombie) de abrir la puerta del departamento con la llave equivocada hasta que desperte por segunda vez, y salí a la calle avionando como siempre acompañado de música y un frío de la chingada.

Fue cuando sentí que se había acabado el primer semestre de la uni. En realidad faltaban como mil días para descansar de verdad, pero en mi mente saboreaba la victoria. La victoria de decir “tengo razón”, “sí pude” y mil cosas más a personas que parloteaban lo contrario. Y llegaron las vacaciones… y con ello la forma de preparar el siguiente escalón.

Y es que Pink Floyd tiene razón. La escuela (como institución) es un asco. No es una carcel, sino un maldito Hospital, y de pilón uno de medicina homeopática pues ni siquiera sirve. Desgraciadamente no hay otra alternativa, es “el camino”, simplemente no hay otro Hospital. Pero eso es material para otro post.

Ahora sólo es momento de dejar de escuchar a Alice Cooper, de comprar libretas y hacer numeritos. ¿Cómo sería mi modelo de institución escolar?  Pues daría una respuetotota. Pero tengo sueño (y sí, es una justificación para no pensar), y la escuela de Física está chingona, así que ya ni tiene caso quejarse.

Digo, no que a alguien le interese, pero no tengo interneis para postear seguido. Buscaré una solución, pero esta semana no prometo postear con el mismo ritmo, y volveré a la normalidad la proxima semana.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

1 comentario

  1. “I’ve been making a list of the things they don’t teach you at school. They don’t teach you how to love somebody. They don’t teach you how to be famous. They don’t teach you how to be rich or how to be poor. They don’t teach you how to walk away from someone you don’t love any longer. They don’t teach you how to know what’s going on in someone else’s mind. They don’t teach you what to say to someone who’s dying. They don’t teach you anything worth knowing.”

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: