Los problemas…


Todo mundo los tiene y es de las pocas cosas que no se desan poseer. Rápido viene algunos y un porcentaje de ellos se van, otra calan un rato, se queda, se olvidan, se transiferen… casi vivos invaden nuestra mente y nos hacen cuestionar ¿qué he hecho para merecerlos?.

Pero quien sabe, en este mundo hay 6 mil millones de personas y cuando tienes un problema que parece ser inmortal, existiendo en cada rincon del cerebro, tan sólo hay que pensar que existe una probabilidad muy grande de en ese momento un problema más grande y persistente le esté ocurriendo a alguien de los demás seres del planeta.

Y no se rinden. No es fácil, pero las personas se paran y hacen frente a la corriente sosteniendose tan sólo a base de su fuerza de voluntad, alimentados de la esperanza de que algun día, tarde o temprano pasará una de dos opciones: la corriente cesará, o se harán tan fuertes que no importará el choque incesante del agua.

Por eso no tenemos derecho a quejarnos de nuestra situación ni salir corriendo del río imaginario e infinito de problemas pues hay personas que han, o están, aguantando una carga equivalente a la nuestra y aún mayor sin duda en sus corazones.

A veces se me olvida y se cae mi mundo a pedazos por trivialidades cuando debería dar gracias al universo, al karma o a lo que sea que esté fuera de nuestra compresión de que puedo hacer frente a toda complicación.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: