La fé…


“Un hombre sin fé no es hombre…” recitaba un sabio profesor; “pero no hablo de fé religiosa” continuaba. Supongo que siempre he pensado igual que los demás, pero me da en ocaciones ese irreal e improbable sentimiento de que soy único en el universo. Estaba pensando en las posibilidades, en todo aquello que pudo ser diferente, que no puede ser, que será, todos esos “tiempos” y “espacios” tan abobinablemente lejanos de nuestros universos de sillones, televisiones, partidos de futbol de los domingos y candidatos analfabetas.

¿Es tan diferente lo que és de lo que pudo haber sido? ¿Existirá alguna diferencia entre el hacer y la nada, la muerte y el olvido? Supongo que sí, que aquella red infinita de universos posibles es la excusa de perezosos mentales como yo que buscan respuestas sencillas a grandes incógnitas, lo que hace más doloroso la estancia en esta etápa de la vida.

Porque a final de cuentas eso es la fé, ¿o no? Esperar sentado, viendo el mundo girar alrededor de tus egocéntricas ideas y forzando toda percepción dentro de tu marco de ideas. Y mi fé me indica que hay que vivir esta vida, aceptar la muerte como una compañera, de preferencia recordada con la etiqueta “nostalgicamente distante”, valorando las historias y su manera de ser contadas, las ideas, los juegos, las risas falsas, las lágrimas reales, la hilaridad y las situaciones incómodas….

 

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: