Doctor Who…

Chale, se va Tennant como el Doctor… o al menos para mí. Se que la mayoría no sabe que significa, pues los Whovians (o fanáticos del Doctor Who pues) se cuentan con los dedos de las manos aquí en México… pero rapidamente explico que se trata de un ser, un señor del tiempo conocido como el Doctor que corre mucho, tiene 900 años, busca aventuras a travez de su Tardis que le permite viajar a travéz del tiempo y el espacio, y si se muere teine la habilidad de regenerarse, cambiando su apariencia y personalidad.

Este último truco es útil para cambiar de actor y es lo que me ocurrió, pues llegue al final de la 4 ta temporada, donde David Tennant se retira para darle paso a alguien más en el papel del utlimo señor del tiempo… y era genial… lo más genial, diceindo Alon-sy  y pateando traseros de Daleks, Cybermen y hasta humanos.

Esta serie es tan genial en tantos sentidos que no puedo decir más que: Veala!. Los primeros capítulos tienen el presupuesto de los Power Rangers, pero va mejorando conforme avanza la trama y te metes en el universo del doctor.

Ahora, una cita de Neil Gaiman… cuando Tennant se fue de Dr Who, terminó haciendo Hamlet,y pues esto es, una parodia-chiste de Hamlet con la voz del último hijo de Gaillifrey:

“To be, or not to be, that is the question. Weeelll…. More of A question really. Not THE question. Because, well, I mean, there are billions and billions of questions out there, and well, when I say billions, I mean, when you add in the answers, not just the questions, weeelll, you’re looking at numbers that are positively astronomical and… for that matter the other question is what you lot are doing on this planet in the first place, and er, did anyone try just pushing this little red button?”

Bueeeeeno…

Necesito escribir algo. Sublime, grandioso, embellecedor, friki, bizarro, terrorífico…. lo que sea, pero que al menos funcione como catarsis pues esta semana fue una de ese que te hacen decir…. bueeeeeno, al menos ya terminó.

Utilizo el bueeeeno cuando quiero que una clase termine, cuando estoy hasta la madre de ver ecuaciones escritas en la libreta y entender la mitad, cuando se me antoja un bolinagre o necesita aire del exterior patrocinado por Babyjesus y el cerro de la Bufa.

Esta semana me fue de la chingada, en todos los aspectos que te puede ir de la chingada. O tal vez es la conclusión del estilo de vida que llevaba y soy un idiota pseudointelectual de izquierda intentando darle un sentdido superior a mis problemas que facilmente pueden ser resueltos. Lo que sea me siento mal e intentaré sacar lo mejor de todo.

Mi c0mpu se descompuso, me salio un maldito fuego labial, falleció mi mascota que llavaba 14 años en la familia, casi muero de stress (bueno esto es exageración),  casi me corrieron del Starbucks por estarme hasta las 10 de la noche haciendo una tarea… pero al menos sobeviviré y me gusta pensar en las posibilidades del futuro, en vez de las penas del pasado.

Ahora a aprender bajo electrico, a ver Torchwood, escuchar Velvet Underground, meterme al centro de idiomas y desarle a la Coffee un viaje seguro al Valhalla será lo que ocupe mi tiempo, pues es momento de decir: Bueeeeeeno, y cerrar la libreta, que sigue la siguiente clase de la vida XD.

Mr. Sandman bring me a dream…

¿Cuál es tu cancion favorita? ¿y tu película?…. que tal, ¿cuál color te gusta más?….

Generalmente es difisil responder cuestiones así.  Un sólo meme, una sola idea termina por definir y catalogar a la persona que respondio algo como “me fascino Scary Movie”, o vio como “Stairway to heaven” salía de su mente y lo transmitía al mundo, ese que encasilla y limita hasta el cansancio.

Y lo mismo para el comic. ¿cómo definir un sólo comic, una sola historia que defina todo el goce que te cause leer una viñeta?. Y resulta que para mí es facil decir: mi comic favorito es The Sandman de Neil Gaiman, (mi escritor favorito de comics).

Si, Grant Morrison podrá escribir sobre el olvido y los delirios, y Alan Moore puede asustarme, fascinarme y avergonazrme de personajes que se sienten reales, pero sólo Neil me hace decir, “pero qué buena es la vida”. ¿No lo creee amable lector?  pues puedes leer los 75 tomos y encontrarte con la gama de historias de venganza, de cambio, de enamoramiento, de tragedia y todos los factores que estén en la mente de un ser humano normal en la forma de los reinos del arenero.

¿La trama?, mejor no decir nada, que en realidad seria poner cotas superiores a la grandeza. Digamos que estoy algo emo asi que escogo una frase acerca del enamoramiento, como sólo Gaiman, en la voz de Rose, puede pronunciar:
“Have you ever been in love? Horrible, isn’t it? It makes you so vulnerable.

It opens your chest and it opens your heart and it means someone can get inside you and mess you up. You build up all these defenses. You build up this whole armor, for years, so nothing can hurt you, then one stupid person, no different from any other stupid person, wanders into your stupid life. You give them a piece of you. They don’t ask for it. They do something dumb one day like kiss you, or smile at you, and then your life isn’t your own anymore. Love takes hostages. It gets inside you. It eats you out and leaves you crying in the darkness, so a simple phrase like ‘Maybe we should just be friends’ or ‘How very perceptive’ turns into a glass splinter working its way into your heart. It hurts. Not just in the imagination. Not just in the mind. It’s a soul-hurt, a body-hurt, a real gets-inside-you-and-rips-you-apart pain. Nothing should be able to do that. Especially not love. I hate love.”

De mi enojo con un viejo amigo…(1)

No se si alguien en realidad lee esto o si estoy desperdiciando tiempo en vez de hacer los problemas de Cálculo, pero probablemente, usted, amable (y potencialmente imaginario) lector se sorprenderá por pocas cosas que tienen en común los disco reseñados en este espacio… y no es de extrañarse. Tan sólo en lo que va del blog se ha mezclado la electronica, el rock y los aviones musicales que me gustan.

Y de ahí lo que sigue: mis gustos y lo que pienso de la música en general además de mis resentimientos en contra de un viejo conocido.

Pero vamos por partes: ¿qué rayos escucha el letras? y la esrpuesta es: todo lo bueno que pueda. Si alguien me recomienda escuchar The Flaming Lips, algún día lo haré. Si me encuentro con listas de los mejores albumes de todos los tiempos voy y los descargo para poder estar de a cuerdo o en desacuerdo y si me gustan, algún día compraré los discos.

En la perfección de la niñez me encantaban Gorrillaz, mi primer grupo “favorito”. Recorriendo las pistas 5 (Clint Eastwood) y 11 (19 2000) saltaba en la cama cantando cosas sin sentido que se escuchaban geniales en mi mente, hasta quedar rayado. En realidad los escuchaba por el simple hecho de disfrutar, sin entender que detrás de unos monitos dibujados estaban personas de carne y hueso haciendo música…

Mi verdadero viaje a travéz de la música contemporánea empezó por imitación, ¿y que he de hacer yo, si en MTV de hace 5 años te enjaretaban mierda como panda y similares las 24 horas del día? pues escucharlos al igual que todo mundo. Recuerdo que en especifico me avergüenzo de haber escuchado allison, un grupo de maricones cantando mariconadas o algo así. De entre lo que pasaba, un grupo me llamó la atención, Green Day se metió en mi cabeza y hasta el “American Idiot” lo compré original cantando las canciones siguiendo religiosamente las letras del booklet y viendo como reconocía las partes de Jesuis Of Suburbia.

Y de repente, ZAZ!, que descubro VH1. No será el canal perfecto pero al menos en sus Top 20 incluían a Nirvana, otro de esos que definitivamente me impactó de verdad si consideran que fue el único vínculo con música del “pasado”. Yo no tuve a nadie que me dijera “escucha Caifanes  y Soda Estereo” en la adolescencia así que descubrir cada grupo era una odisea.

¿Cómo no presumir pues los grupo que reconocía en ese momento? Ya reconocía a verdaderos maestros de la música… pero me faltaban los perrones, The Beatles. Ocurrió algo muy curioso ya que descargué algunas canciones (en el Ares y el Emule) y la verdad no encontraba su genialidad ni su originalidad. Habían influido tanto en la música que el proceso inverso, el de inspeccionar primero la música moderna y luego sus ancestros, los hacían sonar poco originales y algo aburridos.

Pero quería averiguar porque eran tan grandes así que decidí seguirlos escuchando una y otra vez hasta que contextualice y entendí la maestría del cuarteto de liverpool. Sí, antes pensaba que estaban sobrevalorados… pero es que ¡fueron los fundadores e impulsores!

Y esto se acaba por ahora que hasta yo me aburrí, pero habrá una segunda parte con la parte del enojo, desnudos gratuitos y fotos de lolcats así que vuelva …

Estaban un mexicano, un inglés…

Chale, semana de balacera. Ya hasta se me hace normal, eso de los negocios cerrados y la desmesudara psicosis es nuevo, pero en general uno sabe que el país está jodido.

No mamar. Pero ni modo la culpa no es de nadie y asi como que una solución a corto plazo, no la hay, sólo queda confiar en el buen Jebus® para calmarnos un rato y ver la Rosa de Guadalupe o algo así.

Y ligado a esto tenemos en este sitio el análisis de la sorprendente broma del programa Top Gear, con tan sólo unos cuantos días de restraso y dosis de sarcasmo moderadas gracias a mi falta de internets y a la recuperación de estos en Fresnihollywood.

Quisiera ser imparcial en esto de verdad, pero es inevitable salir bien parado si el día que descubri el dichoso video de “ingleses vs carro mexicano” tambien disfruté del final de la seguda temporada de Doctor Who, lei “The Sound of her Wings” de Neil Gaiman y escuchaba a The xx, todos ellos provenientes del país agresor.

Así que lo diré y ya: si no te gusto que tres conductores se burlaran del estereotipo mexicano, pues simplemente sal de él, no clames venganza ni hagas pactos con Belcebú para asesinar a todos los oriundos de Gran Bretaña, mejor fijate en la pinche situacion de mierda y alza la voz.

Un 23 de Enero…

de 1989 falleció Salvador Dalí. Se que a nadie le importa pero nací el mismo día, en 1992. Coindicencias misteriosas e inutiles que me agradan, que le dan un sentido extra al día, pues en realidad no me gustan mis cumlpeaños. Me parecen días “normales” donde eres el centro de atención, recuerdan que debes aprovechar más la vida porque se te escapa cada vez más rápido y la reflexión dura poco en realidad.

En cambio me sirven para valorar mejor a los amigos y demás personas que me rodean. Y este post es para agradecer a todos lo que me felicitaron. Esas personas hacen que este día sea diferente (léase “anormal”), por lo que espero seguir cumpliendo años.

Tlön, Uqbar, Codex Seraphinianus.

A veces este no parece ser un universo correcto. O tal vez sea el único y sólo estoy enfadado con él en ciertos momentos; de cualquier forma me encantan las realidades esas que dizquealternativas. Me encanta el “Sonido del Trueno” de Bradbury, el “Ataque de los Cybermen” de Doctor Who, y “Días del Futuro Pasado” de los X-men.

Universos paralelos, líneas del tiempo más retorcidas que la política de México y el cambio de todo lo que conocemos siempre son buenos aditivos a cualquier historia, sea comic, serie de televisión o libro.

¿A dónde va esto? Pues que me autorregale de cumpleaños el libro “Ficciones” de Borges y me topo con “Tlön, Uqbar, Orbis Tertius” ocacionando uno de esos delirios como cuando uno relaciona todos los cabos sueltos de una película antes de tiempo  (o entiende Final Crisis después de la séptima leída).

La diferencia en “Tön…” es que el universo paralelo es originado en la mente de una sociedad secreta. Moldeando pensamientos, y manipulando información,  la humanidad ha creado su propio cosmos imaginario perfecto, un lugar donde la psicología es el tronco de un intrincado y hermoso árbol de actividades que crece al infinito renovando arte, matemáticas, literatura…. todo.

La humanidad le da la espalda al universo de lo incontrolable, de los fenómenos, lugar regido por las leyes de los dioses (inhumanos) y abraza el laberinto de Tlön como su nueva realidad, ahora espacio de lo entendible. ¿De qué manera? Plasmando los pensamientos en el Orbis Tertius, la enciclopedia del mundo imaginario (al principio) y dándolo a conocer al mundo.

La idea básica es: las historias tienen poder. Y “Tlön” es una muy buena, no es de sorprender que existan cosas como el Codex Seraphinianus: el avión con LCD más grande que se ha realizado en la hsitoria de la humanidad.

Esta enciclopedia escrita en un lenguaje imaginario creada por Luigi Seraphini, nos describe un lugar imaginario. Así es, es un libro escrito en otra lengua, con imagenes descriptivas de un loco mundo. Pero en serio demente… ¿qué tan demente?

Pues…

Los árboles migran…

Los peces-ojos se esparcen a travéz del océano…

Las personas no son personas…

Y los arquitectos realizan obras que sigue la física de su mundo…

Ese es el mundo bizarro del codex. Lo ví (el lenguaje es totalmente inventado, así que el codex sólo se puede ver, no leer) antes de leer la historia de Borges, y cuando imaginaba Uqbar, el país imaginario, veía algo parecido a las imagenes (como si Escher y Dalí tuviera un encuentro artístico y se pusieran a plasmar lo más loco que se les ocurriera). Desgraciadamente aquí no se promueve la piratería (coff coff), por lo que no pondré el link de descarga.

Y me voy que es mi cumpleaños y tengo que dormir….

Requiém por unas vacaciones.

Aquel canto de Alice Cooper que indicaba el fin del periodo de clases se escuchaba en mi mp3 a finales del mes de Noviembre. Transcurría un día normal, de esos de ir a clases. Me levanté, hice un intento de peinarme (sí claro), hice un intento de desayuno (un sandwich hecho con pan caducado, con jamon caducado), hacía el intento (cual zombie) de abrir la puerta del departamento con la llave equivocada hasta que desperte por segunda vez, y salí a la calle avionando como siempre acompañado de música y un frío de la chingada.

Fue cuando sentí que se había acabado el primer semestre de la uni. En realidad faltaban como mil días para descansar de verdad, pero en mi mente saboreaba la victoria. La victoria de decir “tengo razón”, “sí pude” y mil cosas más a personas que parloteaban lo contrario. Y llegaron las vacaciones… y con ello la forma de preparar el siguiente escalón.

Y es que Pink Floyd tiene razón. La escuela (como institución) es un asco. No es una carcel, sino un maldito Hospital, y de pilón uno de medicina homeopática pues ni siquiera sirve. Desgraciadamente no hay otra alternativa, es “el camino”, simplemente no hay otro Hospital. Pero eso es material para otro post.

Ahora sólo es momento de dejar de escuchar a Alice Cooper, de comprar libretas y hacer numeritos. ¿Cómo sería mi modelo de institución escolar?  Pues daría una respuetotota. Pero tengo sueño (y sí, es una justificación para no pensar), y la escuela de Física está chingona, así que ya ni tiene caso quejarse.

Digo, no que a alguien le interese, pero no tengo interneis para postear seguido. Buscaré una solución, pero esta semana no prometo postear con el mismo ritmo, y volveré a la normalidad la proxima semana.

Contra Ignaro siempre.

La nostalgia está cabrón. Y tengo un baúl lleno de ella (literalmente). Entre comics, revistas, manga, un juguete, tapas de botellas de alcohol y demás chucherías, me reencontré con algo que no quiero perder. ¿cómo se inmortaliza algo, sino en el ciberespacio?. Las cosas desaparecen sin razón en mi casa, por eso subo este dibujo, de poquísima madre de mi amigo el Tekken, para que no se me pierda, y de paso pa´presumirlo.

Click para agrandar.

De la “buena” música.

Llevaba medio post y lo borré. No estoy inspirado, se acaban mis vacaciones y no llevo ni la mitad del Okami pasado, por lo que sobran razones para no escribir. Pero de alguna manera me gusta estar como menso frente al monitor, escuchando un album que acabo de descargar, y disfrutando de las bondades del internet. Y cómo no tengo ni madres de qué hablar, me saco este tema de la manga.

¿Qué es la buena música? ¿Qué es lo que nos mueve a decir “un México sin reggaeton”, o “el punk no ha muerto”?.  En mi pequeño universo (el universo marxvel) la música es como dice este tipo, simple ruido organizado. La diferencia es que eso conlleva dos cosas: un mensaje y una forma de expresar este.

No es lo mismo el Jazz que el Pop, ni es lo mismo el mensaje de Oasis que el de The libertines. Y creo que dentro de la cosmología spidermarxeza, muchas canciones tienen mensaje y la forma correctas, sólo que no es su momento.

Cómo bien dijeron algunos amigos (palabras más, palabras menos): “Pistear nomás se puede con corridos”. En ese momento, los corridos son considerados como “buenos”, y los dilemas existenciales de Morrisey y de York se quedan en el olvido (más nunca en el lado “malo” de la música).

De vuelta a la cruda realidad, el mítico personaje de los corridos, impactante, heróico y siempre triunfante se encierra en el mismo baúl del olvido, pues en el mundo real, los problemas no se olvidan, ni se sobrepasan pisteando, sino enfrentandolos. En este momento el mensaje del mentado corrido es incorrecto y sobran razones para avergonzarse de escucharlo.

Así, toda la que es considerada mala música tiene sus momentos. El reggaeton de un antro, el duranguense en un baile, el corrido en las pisteadas, todos ellos ejemplos de piezas de rompecabezas que al fin han calzado, pero que sólo sirven un momento.

No podré decir que es la buena música con este paradigma más amplio, pero la mala música es reconocible facilmente: si tiene un mensaje errado. Y con mensaje errado me refiero a los narcocorridos, al reggaeton machista y culero y todo lo demás que no busque engrandecer al ser humano, lo que creo que es el fin del arte.

Entonces tal vez no existe la buena musica, ni la mala música. Tan sólo arte y “ruido organizado”.