Arcade Fire: The Suburbs.

Después haré un post describiendo mis gustos musicales, para que tengan una idea del tipo de discos que aparecerán, pero haré esta reseña antes de que se vayan las ideas de vacaciones.

Estoy empezando a escuchar música actual. Viendo un documental de VH1, me dí cuenta de que el año 2010 se iba a ir sin una huella en mis oídos en cuando al ambiente musical. Entre en pánico, pulse el botón de emergencias del (mu)torrent y empece a descargar respaldado por las famosas y necesarias listas de los mejores discos del año. Entre bandas totalmente desocnocidas, encontre a una vieja “amiga”, Arcade Fire, y fui testigo de que “The Suburbs” se posicionaba como el MEJOR, en más de una o revista. Nada exagerado pues toma lo mejor del grupo: el lado épico de las cosas cotidianas, en este caso los suburbios, a extremos aún más épicos.

Estudio en Zacatecas, asi que el recorrido del camion se hace sublime acompañado de los Arcade Fire, y más con este discazo que tiene una facilidad de transportarte a otros lugares, a otras atmósferas e historias. Empieza inmediatamente con este pedazo de obra de arte:

…y  la primera ronda de canciones  no deja de absorverte en su único y disfrutable universo. La primera vez que lo escuche no paraba de entusiasmarme, ya sea gritando en mi mente “Now I´m ready to start!”, cantando “Modern Man” o disfrutando ese intro de violín de la rola “Empty Room”, y de repente todo se pasa con la primera y segunda parte de “Half Light”, un pequeño intermedio para la guerra suburbana y el resto del disco que reinicia el proceso de exaltación-relajación. Brillante.

El grupo define su música como Art Rock (algo pretenciosos los chamacos), pero la neta si son algo diferente a lo acostumbrado. Algunos los consideran sobrevalorados, pero tampoco se vale “infravalorarlos”, chequense el disco, está fácil de encontrar en descarga directa, o mediante torrent. Y ya me voy que se me antojo escuchar otra vez el mentado album.

Y prometo no hacer post tan largos como los 3 anteriores.