Requiém por unas vacaciones.

Aquel canto de Alice Cooper que indicaba el fin del periodo de clases se escuchaba en mi mp3 a finales del mes de Noviembre. Transcurría un día normal, de esos de ir a clases. Me levanté, hice un intento de peinarme (sí claro), hice un intento de desayuno (un sandwich hecho con pan caducado, con jamon caducado), hacía el intento (cual zombie) de abrir la puerta del departamento con la llave equivocada hasta que desperte por segunda vez, y salí a la calle avionando como siempre acompañado de música y un frío de la chingada.

Fue cuando sentí que se había acabado el primer semestre de la uni. En realidad faltaban como mil días para descansar de verdad, pero en mi mente saboreaba la victoria. La victoria de decir “tengo razón”, “sí pude” y mil cosas más a personas que parloteaban lo contrario. Y llegaron las vacaciones… y con ello la forma de preparar el siguiente escalón.

Y es que Pink Floyd tiene razón. La escuela (como institución) es un asco. No es una carcel, sino un maldito Hospital, y de pilón uno de medicina homeopática pues ni siquiera sirve. Desgraciadamente no hay otra alternativa, es “el camino”, simplemente no hay otro Hospital. Pero eso es material para otro post.

Ahora sólo es momento de dejar de escuchar a Alice Cooper, de comprar libretas y hacer numeritos. ¿Cómo sería mi modelo de institución escolar?  Pues daría una respuetotota. Pero tengo sueño (y sí, es una justificación para no pensar), y la escuela de Física está chingona, así que ya ni tiene caso quejarse.

Digo, no que a alguien le interese, pero no tengo interneis para postear seguido. Buscaré una solución, pero esta semana no prometo postear con el mismo ritmo, y volveré a la normalidad la proxima semana.

Sueño.

¿Cómo muere un sueño?, supongo que acaba morir uno mío. De ahora en adelante, escogeré sólo sueños inmortales. Como leer más, o tratar de ser mejor cada día, alguna jalada así. Mientras pienso me prepararé un sandwich.

De la “buena” música.

Llevaba medio post y lo borré. No estoy inspirado, se acaban mis vacaciones y no llevo ni la mitad del Okami pasado, por lo que sobran razones para no escribir. Pero de alguna manera me gusta estar como menso frente al monitor, escuchando un album que acabo de descargar, y disfrutando de las bondades del internet. Y cómo no tengo ni madres de qué hablar, me saco este tema de la manga.

¿Qué es la buena música? ¿Qué es lo que nos mueve a decir “un México sin reggaeton”, o “el punk no ha muerto”?.  En mi pequeño universo (el universo marxvel) la música es como dice este tipo, simple ruido organizado. La diferencia es que eso conlleva dos cosas: un mensaje y una forma de expresar este.

No es lo mismo el Jazz que el Pop, ni es lo mismo el mensaje de Oasis que el de The libertines. Y creo que dentro de la cosmología spidermarxeza, muchas canciones tienen mensaje y la forma correctas, sólo que no es su momento.

Cómo bien dijeron algunos amigos (palabras más, palabras menos): “Pistear nomás se puede con corridos”. En ese momento, los corridos son considerados como “buenos”, y los dilemas existenciales de Morrisey y de York se quedan en el olvido (más nunca en el lado “malo” de la música).

De vuelta a la cruda realidad, el mítico personaje de los corridos, impactante, heróico y siempre triunfante se encierra en el mismo baúl del olvido, pues en el mundo real, los problemas no se olvidan, ni se sobrepasan pisteando, sino enfrentandolos. En este momento el mensaje del mentado corrido es incorrecto y sobran razones para avergonzarse de escucharlo.

Así, toda la que es considerada mala música tiene sus momentos. El reggaeton de un antro, el duranguense en un baile, el corrido en las pisteadas, todos ellos ejemplos de piezas de rompecabezas que al fin han calzado, pero que sólo sirven un momento.

No podré decir que es la buena música con este paradigma más amplio, pero la mala música es reconocible facilmente: si tiene un mensaje errado. Y con mensaje errado me refiero a los narcocorridos, al reggaeton machista y culero y todo lo demás que no busque engrandecer al ser humano, lo que creo que es el fin del arte.

Entonces tal vez no existe la buena musica, ni la mala música. Tan sólo arte y “ruido organizado”.

3 cortos 3.

Esta es la tercera parte de los queridos post de cortometrajes. No existió primera ni segunda entrega, pero quería que sonara chido el título, fallando estrepitiosamente.

Mi nueva obseción son estas “pequeñas” joyas que representant los cortos. Me encanta la diversidad de sus temas, algunos te muestran y desarrollan un contexto completo, personajes interesantes e historias emocionantes en cantidades ínfimas de tiempo, mientras otros parecen ejercicios artisticos “metatextuales y morrisonianos”. Les pongo 3 que me agradaron, uno raro y conmovedor, uno mexicano y otro de no se dónde que me piratee de Zona fandom…  ninguno tiene nada en común, pero están padres.

El circo de la mariposa.

Sin palabras, algo largo para ser un corto, pero ta atrapa fácil.

Medalla al empeño.

Ejemplo de que en México si hay buen cine, si hay artistas, pero tal vez le falte voz.

3 minutes

Algo más actual, y de más acción, tiene una temática starwarezca, y merece un vistazo.

Espero les gusten, y que no me demanden por difundirlos sin permiso.

Bucanería…

o algo así. Es martes de la última semana de vacaciones y estoy empezando a reponer el tiempo que perdí (principalmente durmiendo, comiendo, jugando Okami y repitiendo el proceso) y me he puesto a estudiar, hasta se me había olvidado que eso de las matemáticas esta chido (en serio no se rían). Aún no se siquiera si pase´Algebra Superior, pero rezo a todos los santos de oro de plata y hasta de bronce, (no hay que discriminar) que mi regreso a clases se arruine por un maldito 6 o 7 en mi kardex.

Así que este cuchitríl se quedará sin temas chidos por un rato, que quede constatado que lo advertí. Y sólo para que no se me quite la costumbre de escribir casi a diario realizo esta entrada que a pesar de sonar a justificación, es más una “protesta”. El tema es la piratería, algo que ya ni siquiera pensamos, realizamos por instinto y sin remordimiento, como si fuera parte de nuestra naturaleza comprar el “devede de aeronman” en el tainguis navideño más cercano y más pirata.

Pero a diferencia de muchos, trataré de defender el arte de los discos quemados, las camisas “Pumba” y “Hollystar”, y todo lo que haga a las grandes empresas retorcese como lombrices. Bueno, de hecho sólo lo aplicaré al sector musical, pero creo que se entenderá el punto. Y es que la verdad no hay que pensar mucho, recuerdo que en relación al tema, un profesor de computación alegaba “¿para qué quieren hacer más rico a Luis Miguel, si se pueden chutarse el nuevo por 15 varos?”.

Y bueno, es que la piratería si sirve si se aplica bien. Honestamente es devastador ver que el “Humbug” de los Artic esté en casi 200 morlacos, si apenas hago la semana para comer hamburguesas, ¿y si no es bueno?.  En secundaria me encantaban los grupos que rondaban los estudios de MTv, como panda, MCR,  aerosmith y un sinfin de bandas que no recuerdo, que ni juntas hacían una completa. En fin, el punto es que gracias a la piratería por interneis empece a explrar el gran mundo de la música, conociendo a Pink Floy, The Smiths, The Mars Volta, The Cure y todos los demás “The…”.Y tambien es beneficioso para esos artistas pues algún día, un fanatico comprará sus discos, que conoción a travéz de las descargas, todas esas compras que no se hubieran consumado sin la grandiosa bucanería.

Ese es el punto… ¿cómo tenerle fé a un producto desconocido?. Haciendo caso a las reseñas sería uno, pero muchas veces esán plagadas de subjetividades y fanatismos. La opción que queda es probar el producto, y algún día comprarlo cuando sea posible. Desgraciadamente ese “cuando sea posible” se extenderá mucho en mi caso (y en general para todo México), pero algún día tendré lana, y compraré ese maldito “Humbug” que ronda mis pesadillas, mientras corro desesperadamente por conseguirlo.Y junto a él todos los discos qeu he descargado y me han gustado lucirán chingón en un estante al lado de mi super estereo imaginario. Ya me ví.

Así que: gracias piratería por todos esos momentos de alegría, semi-felicidad, impacto, terror, etc… sigue así, fomentando la imaginación cual heraldo de las historias, prometiendo un futuro mejor y más próspero, mostrandonos la verdad detrás del velo de la espectación (y causando estragos a las grandes disqueras y artistas vanidosos) .

Seeee lo se, este post se pasó de inutil, pero que se le va a hacer… cámara y feliz regreso a clases próximo.

Respuestas…

… a preguntas que nadie se ha hecho. Obviamente este es el primer post del blog. Todo empezó como un propósito de año nuevo y de verdad espero que llegue a ser algo más grande, o al menos mas profundo. Desearía que fuera una bítacora de un tema en particular, pero desgraciadamente no soy experto en nada, más conozco poco de varios temas que podrían ser interesantes.

Creo que el común denominador en las futuras entradas que veran aquí es que se tratan de historias.  ¡ Me encantan las historias !, asi que lo mas propio es que hable de ellas en mi blog, ya sea plasmadas en papel a modo de letras y/o dibujos, o proyectadas en las pantallas de cines o televisiones computadoras. Así es, este blog será uno entre muchos que hablan de cine, series de televisión, comics, videojuegos, libros y demás temas geeks (adoro ese término).

Pero no sólo eso,  siendo un blog personal, contendrá pensamientos, ideas, abstracciones, delirios y demás, todo producto de la mente de su servidor, para darle ese toque único.  El nombre de la página es algo, bueno, la verdad bastante tonto, que surge de una broma que no vale la pena contar, asi que NO SE ASUSTE, si es una persona de la época de la guerra fría, este no es un blog socialista, tan sólo un nombre jocoso.

Pues datos sobre mi solo dire que me gusta saber cosas, comer, dormir etc., tengo 18 años, estoy estudiando licenciatura en Física, y tengo el sueño de publicar un libro de divulgación científica. Y es que no es algo fácil, pues requiere dos de las habilidades más sorprendentes que se pueden encontrar hoy en día entre tanta “información”, me refiero a: 1) saber de ciencia, y 2) saber escribir. Y ese es el doble proósito del blog, servir de campo de prácticas y adquirir experiencia en el difisilísimo arte de la escritura.

Así que ya saben estan en su casa, pongase agusto, pásele con las chelas y sepa que cualquier sugerencia o comentario, es bien recibido.